Sexualidad somática

SEXUALIDAD SOMATICA

 

 

Sexualidad somática es poder saber diferenciar entre erotismo, sensualidad y Amor.
Darle a la sexualidad la importancia que realmente tiene en nuestra vida, igual que la alimentación, el respirar, el descanso y las buenas relaciones. Descubrir las falsas creencias que traemos de nuestra educación, nuestros padres, nuestra familia, nuestra sociedad, nuestra cultura,… todas aquellas cosas que no nos han permitido ser individuos libres sexualmente, y llegar a una sexualidad plena.
Podemos ampliar nuestra capacidad de amar, gozar, transitar nuestros bloqueos emocionales y sexuales en la medida en que nosotros podemos estar más conscientes, más en contacto con nosotros mismos. Poder explorar nuestra sexualidad nos permite conectar con nuestro cuerpo y su poder de autorregulación sanadora, poniendo luz sobre nuestras creencias tabúes limitantes.
Conectar con nuestro cuerpo nos descubre el enorme potencial transformador de nuestra existencia personal y eso nos permitirá sentirnos más involucrados con nuestros deseos, emociones y sentimientos, tengan el carácter que tengan.
Nuestro comportamiento es transversal a lo largo de nuestras vivencias, así que, tal y como nos expresamos en nuestra sexualidad, también lo hacemos con el resto de nuestros actos. Tener mayor conciencia del “aquí y ahora” nos permite conectar con todos nuestros recursos energéticos y emocionales, y así poder gestionar nuestra sexualidad desde un espacio más rico, más nutritivo, más placentero y así llevarlo a nuestra intimidad, con todo el potencial que tenemos.
Podemos aprender una nueva sexualidad, donde sacaremos la importancia dada a nuestros genitales, para poder disfrutar con todo nuestro cuerpo, ya que todo nuestro cuerpo es erógeno y por consiguiente, tiene la capacidad de sentir placer.
Trabajamos desde un marco seguro, consensuado entre cliente y terapeuta, desde el respeto, la voz, la respiración, el movimiento y el contacto, instalándonos en lo creativo, con una comunicación clara y honesta. Este método está dirigido a trabajar todas aquellas carencias con la sexualidad que pueda tener una persona desde el pedir, poner límites, respetarse a sí mism@ y al otro,  bloqueos emocionales, sexuales, físicos, eyaculación precoz, anorgasmia, entre otras, y descubrir su capacidad de disfrutar de la sexualidad sin complejos.
Cada uno somos un cuerpo con capacidad de disfrutar y sentir placer, por eso enfocamos el trabajo al encuentro de la energía sexual, con la energía del corazón, lo más animal con lo más humano, y esa unión da como resultado el reencuentro con la energía del Amor.

No se admiten más comentarios